24 de julio de 2007

I m a g i n a . . .

Imagina que estás en una gran sala. Un lugar elegantemente decorado con tonos pasteles, cortinas, candelabros y una tenue iluminación. La música ambiental es suave, de fondo, pasando casi desapercibida.

El lugar está lleno de personas que

 conoces perfectamente, familiares de todo tipo: tu pareja, tus hijos, tus padres, varios amigos, algunos vecinos, casi todos tus compañeros de trabajo, algunos compañeros de estudios, e incluso

 algunas personalidades de relevancia social de tu comunidad. Todos reflejan una gran tristeza en su cara. Es un funeral.

Te acercas lentamente al ataúd para ver por última vez al difunto y te encuentras contigo mismo. Es tu funeral. Todos han venido a despedirte por última vez.

Como parte del homenaje, cuatro personas resumirán, en pocas palabras, lo que tú significaste para todos los presentes, como familia, como amigo, como profesional, como compañero de trabajo y como persona en general: Un familiar muy cercano, tu mejor amigo, un colaborador o trabajador y un representante de alguna asociación o institución a la que pertenecieras serán los encargados de éste particular homenaje.

¿Qué es lo que realmente te gustaría escuchar? ¿Cómo quieres ser recordado por tu familia, por tus amigos, por tus colaboradores? ¿Qué te gustaría haber dejado de valor al mundo? ¿Cómo te gustaría haber contribuido con la sociedad? ¿Qué tipo de sentimientos respecto a lo que fue tu persona, te gustaría que sintiese la mayoría de los presentes?

Es muy importante que logres ponerte en situación y reflexiones sobre estas preguntas, después de todo, si existe algo seguro, es que éste momento te llegará.

¿No crees que sería prudente comenzar a trabajar en la calidad de éste guión?

Este ejemplo es muy clarificador ya que es una situación a la que no queremos enfrentarnos, pero que ineludiblemente ocurrirá algún día. Dicen los ingleses, con su típico humor, que solo hay dos cosas de las que podemos estar seguros que existen en esta vida, una es la muerte y otra Los Impuestos (El fisco).

¿Te imaginas que ésta escena ocurriera esta misma semana? Sería triste que todas esas personas no tuvieran nada positivo que decir. Esperemos que este acontecimiento se retrase más de 200 años, pero ten seguro que algún día llegara nuestra hora y estaremos en un funeral como protagonistas principales. ¿Y entonces? ¿Habrás hecho lo suficiente para que esas personas puedan tener argumentos suficientes para sentirse orgullosas de haber sido tus padres, tus hijos, tu pareja, tus empleados, tus amigos, tus jefes?

Cuando nos vayamos definitivamente de este mundo, puede que hayamos pasado sin pena ni gloria, pero si tu quieres, hoy puede ser el primer día del resto de tu vida, el primer día en que des el primer paso de un nuevo rumbo, y que cuando la situación que te he relatado ocurra, esas personas estén llenas de felicidad por poder haber sido partes de tu vida y haber participado de la suya a tu lado.

¿Te Apasiona lo que estas haciendo actualmente?, ¿Lo que estas haciendo, te esta llevando al “RUMBO” que alguna vez soñaste?, y si no lo está haciendo ahora, ¿lo hará mas adelante?.

Fragmento extraído de
TIEMPO PARA EL ÉXITO 
Manual Práctico de Administración Estratégica del Tiempopara el Éxito Personal y Profesional
Por: Antonio Domingo Editado por ÉxitoEnLaRed.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Bluehost Coupons